Bolani de Afganistán

Hace tiempo me envió Angeline una serie de fotografías de unos amigos suyos afganos haciendo un pan tradicional de su país, bolani. Angeline es una amiga francesa que vive en París y tiene muchos amigos de países árabes y pensó en que podía estar bien que yo hiciera este pan para el blog. La verdad es que tardé bastante en intentar hacer esta receta, de hecho lo hice recientemente coincidiendo con una visita de Angeline a Sevilla.

Otra amiga, Carmen, que trabajó en Kabul para la Cruz Roja, me trajo un gorro afgano de estos que llevan los pastunes, o talibanes, o como se llame la tribu que los lleve. Un gorro de lana precioso que también me puse para la ocasión.

Gorro afgano

Pero lo que me ha terminado de convencer para escribir esta receta es mi reciente visita a Kuwait por motivos de trabajo. Allí estuve con los compañeros en el zoco de Kuwait City, un lugar muy agradable, con el espíritu de los zocos de Marruecos que ya conocía pero más limpio y ordenado, más “occidental”. Había de todo, miles de especias, dátiles, productos de oriente medio estupendos. Estuve muy poco tiempo, pero la comida me pareció muy buena, muy parecida a la turca o libanesa.

Cenando allí en el zoco, me asomé a un puesto junto al restaurante en el que horneaban los panes planos que se servían en este. Los panes eran buenísimos, planos, hechos en el momento, crujientes. Hechos en las paredes de un horno cerámico muy caliente.

Pan kuwaití

Estuve hablando con los panaderos y resultó que eran afganos. Les enseñé las fotos que llevaba en el móvil de mis bolani y el hombre se emocionó, estaba encantado con que yo hiciera bolani en casa. Ya no tenía más remedio que escribir la receta.

Los bolani son un pan plano, como muchos de esas regiones, que se fríen en sartén, no se hornean, rellenos de diversas cosas, que se hacen para celebraciones especiales. En este caso las rellenamos de patata cocida, hierbabuena y cilantro frescos, y las acompañamos con una salsa de yogur y menta.

Relleno
Bolani cerrado
Friendo
Terminados

Para hacerlo estuve buscando recetas de bolani en internet. Hay muchas, pero esta me encantó. Es de un programa de la televisión de Afganistán en el que un cocinero tiene que hacer un plato por menos de 200 afganis, la moneda de allí. Ya se deduce que es un plato económico.

Como hice la misma receta que el cocinero bigotudo, esta vez no voy a poner mi receta, os dejo que lo cojais del vídeo. Yo lo hice tal cual lo hace el Arguiñano de Kabul, excepto que mi relleno era de patatas, menta y cilantro, lo demás todo igual.

¡Muchas gracias a Angeline por darme a conocer los bolani y a Carmen por mi gorro!

2 comentarios en "Bolani de Afganistán"

  1. Nono 4 años ago .Responder

    Qué maravilla, Antonio

  2. José 4 años ago .Responder

    Me encanta. Para cuándo el libro?

Deja un comentario